País mis muertos, la poesía de Yolanda Pantin

image1-600x450

Yolanda Pantin junto a dos de sus hermanos.

Yolanda Pantin desde el inicio de su obra  ha narrado la historia de su familia para cumplir con el mandato de su abuela, quien la eligió para que hablara por sus muertos. Con Casa o lobo (1981) funda una poética del país íntimo. En los poemas de este libro nos muestra el dolor de un pasado que se cae a pedazos como el adobe de la casa vieja y el olvido de la gloria de los caballos que criaban, como la leyenda del triunfador Gradisco.

Sigue leyendo

Anuncios

La luz habita en el Litoral Central

Juan-Luis-Landaeta

Litoral central, Sudaquia Editores

Armando Reverón se dejaba dibujar por el sol; pasaba horas batallando con la luz en Macuto hasta que su piel se tostaba. Llegó a decir que esta lo cegaba, enloquecía y atormentaba, pero algunas veces lograba domarla y convertirla en su alidada para así crear sus pinturas. Juan Luis Landaeta busca seguir a través de los 39 poemas que conforman su obra Litoral central, esa misma luz que encandiló a Reverón.

Sigue leyendo

En espera del tren

No comboio descendente

Vinha tudo à gargalhada.

Fernando  Pessoa

 

Bestia de fierro, antiguo heredero de viajes que fuerte traquetea. Desde Antonio Machado hasta Pessoa existen versos que detallan la simbiosis del tren y el pasajero, el primero  decía: “¡Este placer de alejarse! / Londres, Madrid, Ponferrada, / tan lindos… para marcharse. / Lo molesto es la llegada.” César Segovia no es ajeno a esa antigua relación hombre y máquina por lo cual en su poemario Próximo tren nos invita a viajar.

Sigue leyendo

Néstor Mendoza, pasajero de voz y gestos

Néstor Mendoza es un observador que transita en busca de rostros, gestos y actos. Aparta la carne y escudriña en el cansancio, la bondad y la tristeza. Sus versos se alimentan de lo cotidiano e íntimo.
Mendoza (Maracay, 1985), quien fue el ganador del IV Premio Nacional Universitario de Literatura Alfredo Armas Alfonzo, mención poesía, con su obra Andamios publicada en el 2012 por la editorial Equinoccio, presenta su segunda obra, Pasajero, con el nuevo sello de Dcir ediciones (fundado por el maestro Carlos Cruz-Diez y la poeta Edda Armas).

Sigue leyendo

El espanto seguro de Francisco José Cruz

“No quiero que me repitan que los muertos no pierden la

sangre;

que la boca podrida sigue pidiendo agua”.

Federico García Lorca

Decía Vladimir Jankélévitch, que la muerte es una certeza. Esa figura ineludible que nos acompaña se distingue en El espanto seguro, obra de Francisco José Cruz, donde cada texto refleja el miedo profundo que siente el poeta ante la posibilidad de dejar de existir. Sigue leyendo

La poesía del insilio de Ramírez Requena

“Madre, si me matan,

que no venga el coche para los entierros,

con sus dos caballos gordos y pesados,

como de levita, como del Gobierno”.

Andrés Eloy Blanco

He aquí el poeta que escribe para resistir al olvido, para vivir, escuchar y descifrar, en lugar de permanecer en silencio e indiferente. La voz  de Ricardo Ramírez Requena nace para calar en las vidas de otros que también están dispuestos a escuchar; porque sí, la poesía es sagrada, pero también permite, superando el decir común, que el ser reflexione sobre el peso de su cotidianidad.

Sigue leyendo